¡Elige tu Sección!

Inicia Sesión

Regístrate

Seguridad de la contraseña

Sugerencia: La contraseña debe ser de al menos doce caracteres. Para hacerla más fuerte usa mayúsculas y minúsculas, números y símbolos como ! " ? $ % ^ y ).

     
     

    En este Webinar tendremos un acercamiento al Programa de Introducción Audiovisual, donde se buscará que los alumnos sean capaces de comprender las reglas básica del storytelling y la técnica de grabación con equipo de video y audio, a través de anéctodas, experiencias y consejos de los panelistas se abordarán los pilares fundamentales del curso y el workflow de trabajo teórico práctico que los alumnos recibirán.

     

    En el presente Webinar tendremos un acercamiento al curso de Introducción a lo audiovisual, donde se buscará que los alumnos sean capaces de comprender las reglas básicas del storytelling y la técnica de grabación con equipo de video y audio, a través de anécdotas, experiencias y consejos de los panelistas se abordarán los pilares fundamentales del curso y el workflow de trabajo teórico práctico que los alumnos recibirán.

    Clara de Tezanos: Hola a todos, les saludamos a todos quienes están buscando introducirse al mundo del arte, de la fotografía, a quienes estén con esa inquietud de crear proyectos para que sean seres creativos.

    El webinar de hoy se llama Laboratorio de Creación y está basado en un curso que damos en Introducción a la Fotografía y está enfocado en la creatividad, qué son los procesos creativos, qué conlleva la retención de ese contenido que estamos todo el tiempo absorbiendo para crear, que es de dónde parte todo. Para crear, es importante saber qué queremos crear. 

    Entonces, para presentarnos, nosotros somos los docentes del Laboratorio de Creación. Luisa, adelante.

    Luisa González-Reiche: Hola mi nombre es Luisa, soy pedagoga y artista también, tengo muchos años buscando, explorando y experimentando esta combinación entre el mundo educativo y el mundo del arte, o los procesos creativos, también. Con el tiempo, he estado teorizando y escribiendo acerca de qué significa esto de crear. Es un tema que me encanta y con el que estoy súper entusiasmada.

    Renato Osoy: Mi nombre es Renato Osoy, yo soy artista visual, tengo una formación a partir del arte. He estado estudiando los últimos 20 años y también he hecho una cantidad de exhibiciones y proyectos y aparte de eso, estoy dedicado a gestionar proyectos de arte y cultura. Estoy muy interesado en la formación también, he trabajado como docente desde que empecé, siempre en cuestiones creativas. Es una parte fundamental cuando das un proyecto de docencia o vas a dar clases, que des todo lo que aprendiste, porque eso automáticamente te hace ir a buscar cosas nuevas. Hay un momento donde te decís a ti mismo, acá es adonde ya llegué, es el momento de ir a buscar nuevas cosas. Para mí, esa es la llama que prende el proceso creativo, que te hace empezar otra vez y solucionar. Es algo que te abre algo.

    Clara de Tezanos: Hola, yo soy Clara. Soy apasionadísima por los procesos creativos. La verdad eso es lo que me ha cautivado en este mundo. Gracias al proyecto de Fototeca he podido crecer desde una manera educativa y ser testigo de cómo las personas pasamos por un proceso creativo en la práctica constante y eso transforma. Ha sido lindísimo ver ese proceso en mucha gente. He tenido la oportunidad de solucionar montajes, infografías, festivales, pénsum, de una manera circular la creación desde crear y compartir la experiencia de crear proyectos.

    Entonces, vamos a indagar, ustedes también como testigos de esta transformación que puede pasar a través de un proceso creativo, metódico, ordenado o desordenado, les pregunto, ¿por qué crear ese espacio de creación o retención de ideas?

    Renato Pues tal vez lo platicabas en algún momento, era ¿por qué lo quiero hacer? ¿para qué lo quiero hacer? Y creo que es algo que está en ti: nadie tiene una obligación que entrar en esta dinámica más que porque le interesa, le intriga, le emociona o tiene curiosidad. Creo que la curiosidad es lo primero que te va llevando hacia eso. Cuando estás con un grupo de niños, por ejemplo, hay un ejercicio que todos hemos hecho que es el collage. Ahí es donde empezamos todos a jugar con la creatividad y a manifestar la imaginación. El collage es una cosa que pareciera no ser intuitiva pero al agregar tijeras, revistas, goma, todo el mundo se pone a jugar. Vas a tener la misma revista, la misma hojita para todos y verás que cada uno va a hacer algo diferente: alguien corta una cabeza, otro le quita los ojos, otro le hace ésto. Entonces, vamos a decir que entrar en ese juego del proceso creativo es lo que hace que te des cuenta que al final, unos son más curiosos que otros, y más dedicados o detallistas.  Vas a ver que unos están emocionados por hacerlo, otros lo hacen porque es lo que hay que hacer y bueno, todo el mundo tiene una habilidad de hacer una composición si se lo piden. Pero luego, llegas y ves que hay algunos que tienen algo muy distinto, tienen algo adentro, una curiosidad o deseo de dedicarle más tiempo. Creo que ese aspecto de preguntarte ¿por qué quiero hacer esto? ¿para qué lo voy a hacer? nadie te lo puede motivar. Eso lo traes en ti. Ahora, cuando entras a un Laboratorio de Creación, ya traes esa curiosidad y traes la pregunta de ¿cómo me pueden guiar? Estarás en un ambiente donde alguien te va a invitar a usar otro tipo de goma, a pegarlo en la pared, a hacerlo tridimensional o a darle relieve usando plasticina, y te darás cuenta de las posibilidades. En fin, eso es lo que se te va a otorgar en el Laboratorio de Creación. Las herramientas para que expandas tu intención.

    Luisa Claro, me voy un poco por la pregunta que hacía Clara de por qué hacerse cargo de eso, por qué hacerse un colocho la cabeza, que es usualmente lo que sucede, ya que no es un proceso lineal. No es un proceso organizado, no es un proceso cómodo tampoco la mayoría de veces, no es fácil. Me encanta que traigas a la mente a esos niños que no le tienen miedo a los retos, a enredarse y probar cosas. Yo creo que un poco todos traemos la habilidad artística y en algunos casos se estimula y otros no. Tristemente son demasiadas las veces en las que las personas en la adolescencia se encuentran con un mal crítico, con la sensación de que no pertenecen al grupo al que quieren pertenecer o notan que tienen otras inclinaciones y abandonan ese proceso creativo. Son montón las historias de personas que llegaron a sus 50 años y se preguntan ¿por qué nunca lo hice? ¿por qué no respondí a ese llamado que tenía dentro de joven? ¿por qué este profesor tal me aplastó mi deseo de crear? Yo creo que el hacerse cargo de ese llamado es una obligación que todos tendríamos que reconocer y asumir. Saber que vamos a recibir críticas, que vamos a ser contrariados, que muchas veces va a ser complicado pero no por eso debemos dejarlo. Creo que ese impulso creativo es lo que yo podría describir como la felicidad. Puede parecer algo muy individualista: cerrado el artista siendo feliz en su rollo, ya sabes. Realmente no tiene que ser así: el artista siempre está dialogando, siempre está construyendo con otros. Me gusta pensar en la obra de arte como la documentación de un diálogo en el que trasciende tiempo y espacio con gente que lo vive, incluso con otras especies, porque podemos aprender a observar a otras especies. Y esa documentación del intercambio queda plasmado en la obra que creaste. Nunca estás sola, realmente. Nunca sos una creadora individual aislada. Luego eso que produces, genera algo a tu alrededor. Siempre suma a la sociedad. Ya sea que estés abogando por algo o no, lo que estás comunicando va a tener resultados. La pasión, novedad, que presentas, es una nueva posibilidad de ver la realidad.  Entonces si tenés el llamado, si tenes el impulso, si lo queres hacer, asumí la responsabilidad de darle con todo y hacerlo. 

    Clara Me encanta esa presión. Todos tenemos la responsabilidad de escuchar ese fuego interno y pasar por ese proceso, quizás no es lo más fluido posible, porque se trata de pensar, de indagar, de investigar…

    Luisa Y a veces uno mismo se puede poner trampas. A mí me pasó con una obra, decir: “me voy a sentar a pintar hasta que tenga completamente resuelta la obra y hasta que tenga seguro que lo que voy a hacer va a ser la versión final, definitiva, extraordinaria de la cuestión” y no, eso te frena, porque en realidad no estás sumergida en un proceso sino que estás sentada como esperando a que se te dé, verdad. Y eso es el “Mito de la Musa” que es totalmente falso: creer que la creatividad llega un buen día y te ilumina la cabeza y tenés la revelación. La inspiración no llega si no estás sumergida de verdad en un proceso de exploración constante. 

    Clara Sí y para completarte ahí, tal vez lo más apasionante es el movimiento que generás. O sea, no solo decir “bueno, tengo esta idea, que me visitó” y ahí dejarla, sino que al final, el hacer es estimular. Lo que buscamos con este proceso creativo es mover. ¿Y qué quiere decir mover? Pues abrir un espacio libre que invite a jugar, donde podés quemar si querés, podés ser libre y quitarte los juicios que a veces no te dejan vivir tranquilo y poder sólo respirar y crear y dejarte generar.. Ya sea participar en un atelier, estimularte en experiencias increíbles o recibiendo talleres, ¿cómo hacer para accionar que se mueva la rueda? Al final, al girar la rueda vas a encontrar tu propia autenticidad pero fluyendo. Me encanta este ejercicio de las 25 formas de dibujar un gato. Es un ejercicio muy común donde por lo general te quedas en el número 3 o 4. Y no hay que ser haragán. Para crear hay que moverse y probar la versión 18 o la 20. Porque ahí es donde estás en la búsqueda, donde te estás encontrando.

     

    Luisa En donde ya te escapaste de todas las reglas.

     

    Clara Y si regresas al tema es porque tenía que estar. Es hacer, dejar ir, volver a ser. Es una cuestión de proceso.

     

    Renato Y ustedes dos mencionaron algo que para mí es un tema que es recurrente cuando hablas con artistas. El tema de la inspiración divina, la musa y la responsabilidad con esto. Eso creo yo que es una parte importante que cuando entras a un Laboratorio de Creación como el que estamos proponiendo, ya que podés entrar de muchos modos. Puede que seas una persona que te interesa solamente tener más agilidad para manejar problemas y situaciones, te entretiene o te emociona o lo que sea, por un lado. O por el otro lado, que seas una persona que piense claramente “Quiero ser un artista, me quiero tomar esto muy en serio entonces busco las herramientas y las estrategias para entenderme, desarrollarme y poder ir avanzando.” Y acerca de lo que comentabas, estoy de acuerdo con que solamente así se puede: Si no te movés, no pasa nada. No puedo estar solo esperando a que me llegue la inspiración, pensando “quiero hacer una obra de arte increíble”. He estado en situaciones donde la gente ha estado interesada en llevar procesos creativos pero está SENTADA escuchando cómo hacerlo, tomando notas pero nunca LO HACE. Entonces, no se desarrolla. Es como estar viendo todo el día el canal de los cocineros, pero si tal vez sólo te levantas, picas unas cositas y empezás a cocinar, vas a poder cocinar. Es exactamente igual. Llega un momento en el que HAY QUE HACER. Lo lindo de este laboratorio es que, aparte de que vas a recibir cualquier cantidad de estrategias o metodologías, ejercicios y acompañamiento docente, también vas a tener que HACERLO sí o sí, porque así está diseñado. Entonces, también es una buena ocasión cuando te acercas a un Laboratorio que tengas la presión positiva o la motivación del grupo y tus docentes, de que todo el mundo está haciendo algo. Te vas a ver en la situación inevitable de que vas a tener que hacer algo porque se está haciendo.

    Clara Y que porque estás ahí sentado, para eso llegaste, porque estás buscando eso. 

    Renato Exacto. Eso es una gran ventaja. Porque como tú lo mencionabas al principio, quizás estoy pensando “estoy solo como artista, en mi casa y quiero hacer algo… ¿cómo me lanzo? ¡No me atrevo!” A veces en estos ambientes de Laboratorio es donde se vuelve como un efecto dominó y de repente te lanzás y lo empezás a hacer y de ahí ya no podés parar. 

    Clara Y así se resuelve: haciendo. Probando las 18 maneras de poner ese cuadro y que entonces, cace en su lugar. 

    Luisa Y todo se va a aprender de todos, ya que cada quien tiene una forma de desarrollar la ruta de la creatividad. Cada quién la descubre y cuando ves a otros crear, estás aprendiendo de esos otros procesos. Y con lo que decías, yo también me he roto la cabeza. Porque realmente la creatividad, el arte, está en el proceso, nunca está en el resultado. Escribía hace un poco un texto: “El límite está en el resultado”. ¿Qué pasa cuando nos obsesionamos tanto con ese producto final que queremos crear que no nos sumergimos en el proceso y entonces no llegamos realmente a entrar en el diálogo o indagación profunda, búsqueda abierta, libre y flexible a donde nos vamos a equivocar y probar las 25 formas porque estamos tan obsesionados con la idea de ese producto final y la idea de “quiero ser artista y la obra me tiene que quedar perfecta”. Es ahí cuando nos perdemos del proceso y si no hay proceso, no hay arte. Es ahí donde está la creación. Y requiere ciertas actitudes o estrategias. Por dar un ejemplo, la escucha atenta. Estar alerta todo el tiempo a lo que está a nuestro alrededor, estar viendo, conociendo otras experiencias, otras realidades, otros artistas, otras formas de crear, otros discursos… Las normas que nos han dado, cuestionarlas y buscar otras alternativas. Pero si nos encerramos en nuestra burbuja, nuestras herramientas son limitadas. Es como que te den 3 colores y querer hacer todo solo con eso. Es estar siempre alerta, escuchando y viendo todo lo que ocurre a tu alrededor. 

    Clara Y también, no sé qué piensan… en su propia vida, ¿cómo sostenerse de ese vacío? Ese espacio de ambigüedad que se genera en el pensamiento de “no sé qué va a pasar…” que es a la vez hermoso, verdad. Pero hay que aprender a vivir en esa ambigüedad. Como en esa pose de yoga que es incómoda, hay que gozarse la pose de yoga, respirar y entender que no importe al final qué resulte, pero estoy gozando, estoy creando. Y por eso también las fechas de entrega ¡nos matan! Las fechas de presentación… ¡ala!

    Luisa Claro, pero hay situaciones en las que, si hay un deadline, ahí sí tenés que entregar algo y entonces… 

    Clara …que puede ser bueno, puede ser malo, pero a veces el arte también toma tiempo, verdad. A mí me pasó con este libro. Les puedo compartir que hace 10 años comencé con la idea, y hasta ahorita, logré entender cómo comunicar este proyecto.

    La postproducción es esencial para la representación y realización correcta de un proyecto fotográfico digital. A través de herramientas específicas para la postproducción, los resultados finales de las imágenes se potencializan y especifican en cada rama de fotografía. Se abordará la explicación de conceptos básicos de la edición y el retoque para la mejora de un trabajo fotográfico. Por último si hablará de todo el proceso, el control del trabajo desde la toma, la postproducción hasta impresión de sus fotografías.

    En esta conversación se profundizará sobre la importancia de la técnica fotográfica y sobre cómo forjar una base sólida de la técnica al momento de crear un cuerpo de trabajo. Se hablará del manejo de la luz natural y artificial, la cual es la materia prima de todo fotógrafo. La luz desde su naturaleza física, forma, color y su manera de incidir en cada uno de los elementos para transmitir a nivel conceptual y técnico la intención de su representación. Recomendaciones para poner en práctica técnicas en distintos tipos de imágenes y las necesidades de iluminación que requiera.

    HOLA MUNDO